Prohibida la actividad una carpa en Cala Llonga por falta de documentación que genera dudas sobre la seguridad

Inicio

Ayuntamiento

Transparencia

Áreas/Departamentos

Municipio

Parroquias

Turismo

Noticias

 

El Ayuntamiento de Santa Eulària des Riu ha comunicado este mediodía a la entidad que gestiona la carpa de circo instalada recientemente en Cala Llonga que no se puede desarrollar temporalmente ninguna actividad en este espacio ya que no se han cumplido todos los trámites necesarios ligados a la declaración responsable que presentaron. De momento, se considera que no es necesario desmontar la carpa pero está prohibido cualquier espectáculo o actividad hasta que no se cumpla con la legalidad. El Consistorio considera que la falta de informes técnicos preceptivos y otros trámites generan dudas sobre la corrección de la instalación y sobre su seguridad.  

 

El procedimiento que fija la normativa para las actividades temporales e itinerantes establece que estas instalaciones se pueden hacer sin licencia previa pero sí con la presentación de una declaración responsable por parte de los promotores y que debe incluir una inscripción en un registro específico para toda la Comunidad de este tipo de actividades. La ley también fija que, una vez se hace la instalación de los elementos, un ingeniero debe certificar que los trabajos cumplen con la normativa.  

 

La declaración responsable faculta al Consistorio a hacer una comprobación a posteriori de la corrección de los documentos presentados. Al haberse terminado la instalación de la carpa hace menos de una semana, un técnico del Consistorio procedió a revisar la documentación este martes, comprobando que faltaba la inscripción de la actividad en el registro balear y que sus promotores tampoco podían aportar el certificado técnico de final de montaje hecho por un técnico independiente.

 

Por estos motivos, y dado que no se puede garantizar la seguridad de los usuarios, el Consistorio ha tomado la decisión de detener la actividad de manera provisional hasta que no se puedan completar los trámites y contar con todas las revisiones y permisos necesarios. De momento, no se considera necesario el desmontaje de la instalación siempre y cuando se respete esta prohibición de usos.