Santa Eulària des Riu estudia un programa de intercambio lingüístico para que los residentes europeos puedan aprender castellano o catalán

Inicio

Ayuntamiento

Transparencia

Áreas/Departamentos

Municipio

Parroquias

Turismo

Noticias

DSCF5952

 

El European Residente Service (Oficina de Atención a Residentes Europeos) ha iniciado sus actividades de otoño de dinamización socio cultural para fomentar la integración y la implicación de los extranjeros dentro de la comunidad de Santa Eulària des Riu. Así, se han iniciado los cursos de castellano, próximamente se organizarán visitas culturales y se está trabajando para poder organizar un programa de intercambio lingüístico que, además, podrá incluir también el catalán, siempre según la demanda y la disponibilidad de conversadores locales. El ERS forma parte del departamento de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Santa Eulària des Riu y para poder ponerse en contacto con sus responsables se puede enviar un mail a europa@santaeularia.com, llamar al 971319407 o ir directamente en la Oficina de Litoral y Playas situada en el puerto deportivo. Los cursos tienen una duración de unos dos meses, son gratuitos, están dirigidos a personas empadronadas en el municipio y están ofrecidos por una profesora profesional de castellano. La realización del curso sobre este idioma se basa en que es el más demandado en el ERS pero también en el hecho de que regularmente el Ayuntamiento de Santa Eulària des Riu ofrece cursos de catalán de todos los niveles abiertos a todo el mundo.

 

La primera de estas actividades, la de los cursos de castellano, se ha iniciado ya. En los locales del Club Náutico Santa Eulària (en el puerto deportivo del pueblo de Santa Eulària), una treintena de personas provenientes de diferentes países europeos (sobre todo ingleses y alemanes, pero también hay franceses, italianos, suizos y griegos) participan en alguna de las dos sesiones que se ofrecen los lunes y los miércoles de mañana, siempre según su nivel de conocimientos del castellano. Así, hay un grupo para personas con un conocimiento nulo o muy básico del idioma que les impide tener conversaciones normalizadas y que quieren ampliar su vocabulario y abastecer un grado de dominio del español que les permita poder hacer o responder a preguntas habituales y poco complejas. El segundo grupo son las personas que ya tienen una base mínima que les permite tener pequeñas conversaciones pero que quieren ampliar vocabulario, mejorar su pronunciación y tratar de desarrollar su vida diaria en este idioma.

 

El catalán sí podrá ofrecer a otra de las actividades que se están preparando. Dada la buena acogida de los cursos de castellano y atendiendo a las peticiones de los usuarios de estos cursos (tanto los actuales como los que les hicieron anteriormente), se está estudiando la forma de hacer talleres de intercambio lingüístico en los que los ciudadanos extranjeros puedan aprender el uso de la lengua fuera del ámbito puramente formal a través de la conversación. A cambio, a las sesiones de intercambio habría también tiempo para hablar en la lengua nativa del residente europeo, de forma que su compañero podría perfeccionar su conocimiento de una lengua extranjera a través de la conversación con un nativo. La oferta de castellano y catalán en esta iniciativa, que se quiere poner en marcha antes de final de año, dependería tanto de la disponibilidad de residentes que hablen alguna de estas dos lenguas y del interés de los extranjeros por el idioma del voluntario.

 

Por último, este año también se organizarán diferentes salidas culturales para permitir a los residentes europeos el poder acceder a otros aspectos de nuestra cultura, no sólo el idioma. Así, anteriormente se han ofrecido excursiones para ver el Museo Etnológico de Can Ros, el Puig de Missa, o el Centro de Interpretación del Río de Can Planetes, una salida que incluía además de la visita guiada a la exposición permanente , un taller para la preparación de orelletas o de hierbas, según los casos