Iniciadas las obras para dotar a Cultura con un edificio polivalente y funcional plenamente adaptado para personas con movilidad reducida

Inicio

Ayuntamiento

Transparencia

Áreas/Departamentos

Municipio

Parroquias

Turismo

Noticias

 20171106 Exterior Obras edificio Cultura Sant Jaume 161

El Ajuntament de Santa Eulària des Riu ha iniciado las obras de renovación y adaptación del edificio municipal del número 72 de la calle Sant Jaume, antigua sede de la Policía Local y que hasta ahora incluía dentro de sus espacios la Sala de Exposiciones, el Juzgado de Paz y el aulario para la Escuela de Adultos, así como de actividades para diferentes entidades. Esta actuación permitirá dotar al departamento de Cultura de una sede definitivamente, amplía y totalmente dotada, que además permitirá renovar y mejorar el espacio expositivo y contar con unas zonas polivalentes y modulares que se podrán adaptar fácilmente a las necesidades de las entidades asociativas y culturales del municipio que lo puedan utilizar.  

 

Las obras han sido adjudicadas por poco menos de un millón de euros a la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Tecopsa y Hermanos Parrot. Entre las actuaciones que se abordan con esta intervención destaca la instalación de un ascensor y otras mejoras en el uso para personas de movilidad reducida de forma que sea accesible para todos. Hasta ahora, la construcción presentaba carencias importantes en este sentido ya que la edificación se efectuó cuando la normativa al respecto era inexistente y no había obligaciones al respecto.  

 

El proyecto también implicará construir una cuarta planta (que permitirá contar con 180 metros cuadrados más, con lo que el total de superficie construida alcanzará los 1.270 metros cuadrados.) Y la solución para hacer el espacio más versátil y, por tanto, más útil incluye que los diferentes niveles sean zonas diáfanas con paredes modulares para poder adaptar fácilmente el espacio a las necesidades de los servicios municipales o de las entidades que lo utilicen.  

 

 

El proyecto cuenta con dos fases que deberán ejecutarse en un plazo máximo de 12 meses. En un primer momento, se procederá a la rehabilitación del espacio, el refuerzo de la cimentación (el edificio tiene unos 45 años de antigüedad aunque con un estado aceptable de conservación), se instalará el elevador para evitar los problemas actuales de acceso a los servicios de las plantas superiores, además de hacerse la nueva rampa y otras mejoras en accesibilidad. Una vuelta realizadas estas tareas, se procederá al equipamiento interior.