Declaradas de emergencia las obras para reparar un derrumbamiento del Camino Viejo de San Mateo

Inicio

Ayuntamiento

Transparencia

Áreas/Departamentos

Municipio

Parroquias

Turismo

Noticias

 

Camí Vell Sant Mateu

 

El Ayuntamiento de Santa Eulària des Riu ha aprobado la realización, por el procedimiento de emergencia, de las obras para reparar el Camí Vell de Sant Mateu a su paso por el Canal de n'Armat, en la Parròquia de Santa Gertrudis de Fruitera. Esta resolución se toma para evitar los largos plazos de tramitación a los que está sujeta cualquier contratación pública y ante el peligro de que la llegada de las lluvias torrenciales típicas del otoño pueda producir un derrumbe de graves consecuencias en la vía. La previsión es que este miércoles mismo se inicien los trabajos en la base de la carretera y que, cuando estos trabajos previos finalicen, se señalicen los itinerarios alternativos y se haga el cierre total de la parte afectada de la vía. El Ayuntamiento ha reservado un presupuesto de 300.000 euros más IVA y plantea una ejecución en un plazo cercano a los 3 meses.

 

Actualmente, el tramo afectado tiene el carril exterior cortado y señalizado para evitar el paso de vehículos -especialmente los pesados- directamente por encima de las zonas afectadas. Los estudios realizados determinan que se ha producido el hundimiento de la base de la carretera en un tramo de unos 12 metros, aunque en otros 18 se aprecian también problemas de estabilidad que podrían agravarse en el futuro con el llegada de lluvias fuertes ya que, según se estima, el paso de las aguas del torrente cerca de la base de la vía ha ido retirando el material que la soporta, produciendo un vaciado y posterior derrumbe.

 

Por este motivo, el proyecto presentado plantea como primera acción el vaciar de este material erosionable el tramo de la carretera afectado para rellenarlo con piedras de gran tamaño y resistencia, creando un muro de escollera que permita consolidar y estabilizar el terreno. Posteriormente, y para limitar los efectos del paso del agua por las proximidades de la vía, se realizará una canalización de las escorrentías y aguas superficiales, de modo que no afecten a la base de la carretera. Así, el peralte de la vía se hará hacia el interior, dirigiendo el agua hacia una canalización de hormigón de nueva factura.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies. Política de cookies