Iniciadas las obras para construir el nuevo Punt Jove y los baños para la plaza de Jesús

Inicio

Ayuntamiento

Transparencia

Áreas/Departamentos

Municipio

Parroquias

Turismo

Noticias

 IMG 2124

 

También se han revisado los nuevos pasos para peatones adaptados en el cruce de las calles Estruç y Faisán, así como el nuevos asfaltado de la calle Abellarol, que suman cerca de 100.000 euros.

 

Ya están en marcha las obras para ejecutar el centro social y juvenil d l'hort dels Dominics (también conocida popularmente como Can Seni) en la plaza de Jesús, una obra que cuenta con un presupuesto de cerca de 960.000 euros y un plazo de ejecución de seis meses, por lo que es el objetivo del Ayuntamiento que la instalación ya esté terminada y en funcionamiento para las fiestas de la población de este año.

 

El alcalde, Vicent Marí, y diferentes concejales del Equipo de Gobierno que hoy celebraban una reunión a Jesús han visitado en la obra para conocer de primera mano los trabajos que se harán y hablar con el arquitecto responsable del proyecto, Antoni Marí. De momento, los obreros del adjucataria UTE Tecopsa-Hermanos Parrot, han comenzado a desmontar el techo de las cuadras, en muy mal estado, y están retirando el suelo y muchas de las instalaciones y servicios de la vivienda (que permaneció habitada hasta pocas semanas antes de su adquisición por el Consistorio).

 

La casa payesa denominada históricamente como de l' Hort dels Dominics, pero también conocida como Can Seni, será rehabilitada para convertirla en un espacio de uso sociales que hará funciones de Punt Jove, espacio para entidades culturales y sociales, además de disponer de unos baños públicos para dar servicio a la intensa vida social que tiene la plaza y el parque infantil anexo. Esta intervención se hará modificando el mínimo imprescindible la apariencia tradicional de una vivienda construida originariamente en 1674 y que ha sufrido numerosas adaptaciones y añadidos a lo largo de todo este tiempo.

 

El arquitecto autor del proyecto es Antoni Marí Torres, quien ha hecho su diseño en base a las conversaciones hechas con los jóvenes del pueblo y que han permitido prever zonas para actividades y juegos informáticos, otros con tierra más adecuado para actividades físicas como el yoga, y espacios multiusos para talleres y reuniones.

 

La vivienda, en estado semi ruinoso, fue adquirida por el Consistorio con el fin de conseguir diferentes objetivos. Por un lado, recuperar una casa de tipología tradicional y que se encuentra incluida dentro del Plan Especial de Protección del Conjunto Histórico de Jesús. De este modo, se garantizaba que se podría mantener una afinidad suficiente con el entorno, manteniéndose la estética.

 

 Por otra parte, dada a su ubicación céntrica, el espacio ofrecía la posibilidad de dar respuesta a diferentes demandas que hacían los vecinos de Jesús de mejorar la cantidad y calidad de los servicios público ofrecidos en la zona. Así, se podría buscar una solución a la petición reiterada de unos baños públicos en la plaza de Jesús, un servicio especialmente demandado por los padres que llevan a sus bojes en el parque cercano. Igualmente, se pensó en ofrecer un espacio destinado a los jóvenes del municipio, de manera que se pudieran ofrecer actividades de ocio creativo y responsable como ya se hace en los Punts Joves de Santa Eulària y es Puig d'en Valls.

 

Por último, y dada la existencia de espacio suficiente en ámbitos separados, tratar de ofrecer a las entidades sociales y culturales de Jesús un lugar donde poder desarrollar algunas de sus actividades y que ahora ofrecían a otros espacios menos adecuados como el Centro cultural de Jesús o el Club Parroquial.

 

La actuación contempla unas superficies construidas de 196,48 m2 para el Centro Juvenil, 83,86 por el espacio para actividades sociales y 67,35 para una cafetería.

 

Por otra parte, también se ha aprovechado para revisar los nuevos pasos adaptados para peatones que se han hecho en el cruce de las calles Faisán y Estruç, justo delante del Hogar de los Mayores y el Centro de Salud. Y también un nuevo asfaltado, con reductores de velocidad incluidos, en la calle Abellarol, de la zona de es Puig Manyà. Cada uno de estos proyectos ha tenido un coste aproximado de 50.000 euros.

 

Planos

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies. Política de cookies