Santa Eulària des Riu tramita un Programa Municipal de Prevención de Residuos para llegar a reciclar el 55% de lo que se deposita en los contenedores.

Inicio

Ayuntamiento

Transparencia

Áreas/Departamentos

Municipio

Parroquias

Turismo

Noticias

 

El próximo jueves, el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Santa Eulària des Riu llevará al Pleno municipal la aprobación del Programa Municipal de Prevención y Gestión de Residuos para el periodo 2020-2025. Este documento, elaborado por una consultora medioambiental y dirigido por los servicios técnicos del Departamento de Medio Ambiente, presenta una treintena de opciones de mejora para hacer más eficiente el servicio municipal de limpieza viaria y de recogida de residuos con el objetivo de pasar del 26,6% actual de recogida selectiva hasta un 55% en 2025.

 

El Plan plantea una hoja de ruta para poder seguir mejorando la gestión eficiente de los residuos, ofreciendo medidas para reducir los restos que van al vertedero sin posibilidad de alargar su vida útil o la reutilización (con los perjuicios medioambientales, pero también económicos, que esto supone), al tiempo que se prevé dar un mejor servicio a la ciudadanía e implicarla en la lucha contra el despilfarro y en favor de la reutilización y el reciclaje.

 

Una de las medidas principales es el inicio de la recogida de la '4ª fracción' o FORM (fracción orgánica de los residuos municipales). Con la puesta en marcha de este sistema, la basura estiércol que ahora se deposita en el contenedor gris se separará en dos partes, por un lado la materia orgánica y por otro todo lo que no es susceptible de ir a los diferentes sistemas de recogida selectiva. Esta medida ya estaba prevista desde hace tiempo (las islas de contenedores soterrados ya tienen dos secciones para la fracción rechazo en previsión de poder hacer esta separación) pero no se puede implementar sin que la planta de selección sea una realidad.

 

Otra medida que plantea el Plan es la de adaptar las ordenanzas fiscales de manera que se puedan mejorar las bonificaciones existentes para grandes productores y aplicar también sistemas similares para particulares, de modo que los buenos resultados que se han obtenido con los productores singulares se puedan trasladar también a los ciudadanos. Así, por ejemplo, se podrían reducir los precios a pagar según el uso de los contenedores o para hacer compostaje. De hecho, otra medida que se propone es habilitar sistemas para incentivar la fabricación de compost tanto de manera individual como comunitaria.

 

El Plan también ha hecho un análisis del actual sistema de recogida selectiva y apunta a diferentes posibilidades de mejora en su efectividad y eficiencia (aspectos que se tendrán en cuenta en el próximo contrato, actualmente en fase de diseño de los pliegos). Así, se propone hacer más a menudo la recogida de papel y cartón (o instalar más contenedores) y aumentar el número de recipientes para envases en las zonas de Santa Eulària y Jesús. Por el contrario, se considera que se podría bajar la frecuencia de retirada del vidrio. También se propone habilitar más contenedores de ropa y de aceite, así como incorporar un sistema de gestión diferenciada de los restos de poda.

 

Por último, otras medidas que se proponen es estudiar vías para la reutilización de los residuos 'voluminosos' e implantar, como parte de la separación de la cuarta fracción, el cubo aireado, con lo que se reducirían los olores por no producirse tanta fermentación y los residuos perderían humedad, no generando lixiviados y reduciendo su peso (lo cual se puede traducir en menos coste por llevarlos al vertedero).

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para prestar nuestros servicios y analizar la actividad de la web con la finalidad de mejorar su contenido. Si continúa navegando sin modificar la configuración de su navegador, consideramos que acepta su uso. Más información en nuestra Política de cookies. Política de cookies